New York Cheesecake / Tarta de queso estilo New York

NewYork Cheesecake

Hace mucho tiempo que tenía ganas de publicar esta receta, es muy sencilla y a casi todo el mundo le gusta, además, hay versiones #glutenfree, que están igual de ricas que la versión original.

Además, si te apetece sorprender con un postre tan atractivo como este, te aseguro que es muy sencilla y vas a quedar de lujo!

INGREDIENTES

Para la base

  • Un paquete de galletas tipo Digestive
  • 90gr. de mantequilla

 

Para el relleno

  • 900gr. de queso crema tipo Philadelphia
  • 3 huevos
  • 250gr. de azúcar
  • 3 cucharadas de harina de repostería
  • 200ml. de nata
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de vainilla (yo uso la pasta de Nielsen Massey, que me encanta!)

 

Para el topping

  • Confitura de cereza

Nota:  El topping de confitura es opcional, también puedes usar otros sabores como frambuesa, arándanos,…

Para preparar esta tarta, necesitaremos, también, un molde desmoldable de 23cm. y papel de hornear.

Una vez tenemos listos los ingredientes, empezamos!

Primero preparamos el molde, para ello forramos la base con papel de hornear y, opcionalmente, las paredes; para que el papel se adhiera a éstas, bastará con un poco de mantequilla.

Cheesecake

Una vez tenemos el molde listo, preparamos la base de la tarta. Trituramos las galletas y fundimos la mantequilla, mezclamos las dos cosas bien hasta obtener una pasta arenosa. Cubrimos la base del molde con la pasta de galletas, presionando y procurando que quede bien distribuída, reservamos en el congelador.

Precalentamos el horno a 180º y seguimos con el relleno.

Ingredientes relleno Cheesecake

Batimos la crema de queso, añadimos el azúcar y el resto de ingredientes en el siguiente orden: nata, vainilla, zumo de limón, harina y el toquecito de sal, por último, añadimos los huevos de uno en uno. Esta tarta no necesita mucho aire, así que procuraremos no batir en exceso, así evitaremos que se hagan grietas al hornear.

Vertemos el relleno sobre la base que teníamos en el congelador y, antes de hornear, damos un par de golpes secos al molde; esta acción ayudará a que salgan las posibles burbujas de aire.

Horneamos unos 15 minutos a 180º, transcurrido ese tiempo, sin abrir la puerta del horno, bajamos la temperatura a 90º y horneamos 30 minutos más. Una vez pasado ese tiempo, apagamos el horno y dejamos que la tarta se enfríe dentro de éste, el calor residual hará que se termine de hornear, por eso es muy importante no abrir el horno hasta que se enfríe (esto llevará unas horitas!). Una vez fría, refrigeramos. Lo ideal en esta tarta es hacerla de un día para otro.

Desmoldamos y retiramos el papel de hornear. Por último, nos queda cubrirla con la confitura de cerezas…

NewYork CheesecakeLa confitura es opcional, seguro que hay alguien que la prefiere sin ella. También se puede cambiar por otra o incluso por una gelatina. Personalmente creo que una confitura o una salsa es lo que mejor le va.Corte NewYork Cheesecake

Recuerda que las temperaturas de horneado son orientativas, cada horno es un mundo y tú, mejor que nadie, controlas el tuyo.

Si estás interesada en la versión sin gluten, te recomiendo que te pases por el blog de singlutenismo.
Y recuerda, si te ha gustado la receta, ya sabes, practica, disfruta y comparte!

Gracias por leerme!!!

Arantza & Lovecake

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>